Aunque sigue siendo una de las series más populares de la televisión, la audiencia de The Walking Dead se redujo drásticamente en la séptima temporada estrenada el 2016, con el peor rating desde la tercera temporada. El sexto episodio de la séptima temporada tuvo una audiencia de 10,4 millones de espectadores en los EE.UU., el más bajo desde el 10,6 millones del episodio 14 del tercer año. La caída se reflejó en el valor de las acciones de su canal emisor en Estados Unidos: AMC.

Según información revelada por Variety junto a Comicbook.com y de acuerdo a la cotización actual, una acción del canal cuesta $52 dólares, pero a principios de 2016 la acción tenía un precio de $67 dólares. O sea, un valor que bajó un 30% durante el año.

La séptima temporada de The Walking Dead estará de vuelta el 24 de febrero por FOX.

0 Comentarios ¿Quieres opinar? →