Diciembre es el mes de los rankings, las listas y los recuentos del año… y nosotros no podíamos ser menos. Vamos con nuestro recuento de lo mejor del 2017. La costumbre es, como siempre, no hacer un ranking o una podio numérico, sino que destacar las que consideramos fueron las mejores producciones del 2017 por sus historias, sus actuaciones y su repercusión mediática.

Acá te dejamos las mejores series que se estrenaron en el 2017, esas que tuvieron su primera temporada este año y sorprendieron. Algunas por no esperar mucho de ellas y otras por ser una sandía calada por diversos motivos. Comenzamos este recuento:

Big Little Lies (HBO)

Compuesta por siete episodios de una hora de duración, Big Little Lies es un drama subversivo, oscuro y sombríamente cómico que cuenta una historia de asesinato y maldad mientras explora el mito social de la perfección y las contradicciones existentes bajo la idealización del matrimonio, el sexo, las relaciones familiares y la amistad.

En la tranquila ciudad costera de Monterey, en California, nada es exactamente lo que parece. Madres perfectas, maridos exitosos, niños adorables, casas hermosas: ¿Qué mentiras se contarán para mantener las apariencias de esos mundos perfectos? Contada desde la óptica de tres madres – Madeline, Celeste y Jane – Big Little Lies retrata una ciudad movida por rumores y dividida entre los que tienen y no tienen dinero, exponiendo los conflictos, secretos y las traiciones que afectan a las relaciones entre maridos y mujeres, padres e hijos, amigos y vecinos.

Un elenco estelar compuesto por Reese Witherspoon y Nicole Kidman y Shailene Woodley, entre otros. hacen que esta serie merezca estar dentro de las mejores del 2017 por su tremenda temática.

The Sinner (USA Network/Netflix)

Basada en el libro de Petra Hammesfahr, la historia habla sobre una mujer aparentemente normal que un día, mientras toma sol con su familia, acaba teniendo un brote psicótico y mata a un “extraño” de modo brutal y sin motivo o razón aparente. Jessica Biel interpreta a la atormentada Cora Tanetti, que no sabe explicar a nadie por qué mató a aquel joven de manera tan cruel.

Este es el punto de partida para un drama de tomo y lomo que nos mantendrá en vilo por los 8 episodios que  contienen la primera temporada de esta miniserie. El tono oscuro y de incertidumbre nos lleva a un mundo mucho más desesperanzador de lo que podemos imaginar en un primer momento. The Sinner es de esas series que no meten mucho ruido pero te sorprenden gratamente

The Handmaid’s Tale (Hulu)

La gran vencedora de los premios Emmy 2017. La historia se centra en Offred/June (interpretada por una monumental Elisabeth Moss) en un Estados unidos que ha perdido su Constitución y a la sociedad como tal, para ser tomado a la fuerza por fundamentalistas cristianos y conservadores. Extrañas fuerzas militarizadas toman el control y las mujeres fértiles son tomadas contra su voluntad como vientres de alquiler, para incrementar la población de los más poderosos en esta dictadura teocrática.

El mundo que nos muestra The Handmaid’s Tale es terrorífico, decadente y extremadamente militarizado. Podríamos decir que lo que se ve en pantalla no es un futuro, es algo que podría ocurrir mañana y, de hecho, está ocurriendo ahora, con partes de la sociedad que creen que la voluntad de un dios es más importante que el cuerpo de una mujer. Es ese fanatismo religioso casi enfermizo el que hace a de The Handmaid’s Tale una serie que raya en lo indignante.

Con una temporada ya confirmada, la serie llegará a América Latina por Paramount Channel en Marzo de 2018.

Mr Mercedes (Audience Network)

Stephen King no ha tenido buena suerte en televisión. Series como Under The Dome o The Mist no han corrido buena suerte en la pequeña pantalla y han terminado canceladas. Mr Mercedes es una excepción a la regla y, seguramente, una de las mejores producciones televisivas que han sido adaptadas de este reconocido escritor.

La historia gira en torno a un policía retirado (Bill Hodges) que se propone como última misión en su vida dar con un temido asesino conocido como Mr. Mercedes. Este nombre se debe a que el criminal se dedica a asesinar a sus víctimas atropellándolas con un Mercedes Benz. Imágenes crudas y fuertes son el plato principal de esta serie que ya confirmó su 2da temporada pero que, lamentablemente, por ahora aún no llega a algún canal o streaming latinoamericano.

American Gods (Starz/Amazon Prime Video)

La lucha de dioses de antaño VS los nuevos dioses es la tónica de esta nueva serie de Starz que está basada en el libro homónimo y best seller de Neil Gaiman.

Producida por Bryan Fuller (Hannibal) y Michael Green, la historia parte de la premisa que los dioses y criaturas mitológicas son alimentado por la creencia de las personas. Con la disminución de la creencia de los ciudadanos en las organizaciones de la antigüedad, los nuevos dioses tomaron el espacio, impulsado por el culto a la celebridad, los medios de comunicación, la tecnología y otras drogas.

Con una gran puesta en escena y detalles cuidadosamente perfeccionistas (cortesía de Bryan Fuller), American Gods tuvo poca repercusión por este lado del mundo, pero es una de las grandes producciones que se han podido ver este año. Sin duda una de las imperdibles de este 2017.

Legion (FX)

Dar más profundidad a las siempre superficiales series de superheroes era la misión de Noah Hawley (Fargo) para su nuevo proyecto: Legion.

La serie sigue a David Haller (Dan Stevens, Downton Abbey), un joven diagnosticado con esquizofrenia que pasó gran parte de su vida internado en un hospital psiquiátrico. En este lugar construyó una amistad con la joven Lenny (Aubrey Plaza, Parks and Recreation), que está constantemente escuchando música con sus audífonos en su propio universo. Pero la vida de David cambia por completo con la llegada de Syd Barrett (Rachel Keller, Fargo), una joven que le hará creer que las voces que oye en su cabeza no son sólo voces… ¿Y si, de repente, David fuese capaz de controlar la realidad con su mente y alterarla a su gusto?.

Legion es visualmente alucinante y narrativamente alucinógena. Si la cámara nos lleva, literalmente, a la compleja y visualmente distorsionada mente de David, es interesante observar que las piezas promocionales hicieron un buen trabajo ocultando los detalles importantes del comienzo de la trama, como la naturaleza real de Syd Barrett (que no lleva casualmente el mismo nombre del líder de Pink Floyd), los lazos familiares del protagonista y el desarrollo de la historia de Lenny, interpretada muy bien por Aubrey Plaza  (¿hay otra persona que podría dar vida a este personaje particularmente interesante?). Sólo podemos desear saber más acerca de él y ella en el futuro.

La serie ya se encuentra en la producción de su 2da temporada.

Mindhunter (Netflix)

¿Cómo nació la psicología criminal?, esa es la premisa de la nueva serie de Netflix, Mindhunter. Donde vemos a dos agentes del FBI enfocados en estudiar la “ciencia del comportamiento criminal”. La pareja recibe el auxilio de una psicóloga más experimentada que incluye la mezcla de visión académica y cartesiana necesaria para la construcción de los perfiles. Este trío viaja a distintos lugares de Estados Unidos para entrevistar a criminales culpables de asesinatos brutales con características extrañas (decapitación, violencia sexual, descuartizamiento, bestialismo, etc.). La intención es hacer que la sociedad y el departamento policial americano entiendan que los crímenes no son circunstanciales: siempre hay un motivo mayor detrás.

Durante las entrevistas de estos agentes con los victimarios, el guión se divide entre montar una identidad para los asesinos y desarrollar los talentos y relación entre los agentes. Las extensas escenas de diálogo comienzan como simples interrogatorios para luego hacer análisis profundos de la vida/profesión de los involucrados. La evolución gradual de esta narrativa se da principalmente por el ritmo lento y la dirección meticulosa de David Fincher, responsable de cuatro episodios (los dos primeros y los dos últimos de la primera temporada) y definición del estilo de la serie. Así como en su película Zodiac, el director no se preocupa de acelerar un caso o hacer la edición más ágil; aquí, lo importante son los personajes y sus actitudes, por más simples que sean.

La serie ya está renovada para su 2da temporada.

Hotel Beau Sejour (Eén/Netflix)

Desde Bélgica nos llega una de las mejores producciones del año. Sabemos que en Europa se hace muy buena televisión, pero poco o nada llega por este lado del mundo que podamos destacar.

La trama de la serie comienza con la joven Kato tendida muerta en una cama. No, no es un spoiler. La serie comienza con un asesinato en sus primeros minutos… pero algo extraño ocurre, Kato vuelve de la muerte. ¿Entonces es un zombie? No. Kato vuelve a la “vida” sólo para cinco personas de su entorno más cercano, como si se tratara de un fantasma. Kato no recuerda cómo murió, ni quién la mató, y, por alguna razón que se desconoce, sólo estas cinco personas pueden verla y comunicarse con ella para tratar de saber cómo y quién le causó la muerte en la habitación 108 del Hotel Beau Séjour. Pero que pueda hablar con estas personas no quiere decir que pueda confiar en ellos.

Como se darán cuenta al leer el resumen, la miniserie (que tiene un final totalmente cerrado) tiene tintes sobrenaturales, lo que no es más que un pretexto para mostrarnos una de las historias más originales que se hayan estrenado este 2017. Si las series que sobrepasan la lógica no son lo tuyo, no importa. La serie es lo suficientemente atractiva y cautivante como para hacerte dejar de lado ese tema y hacer que te adentres en la verdadera razón de su existencia: ¿quién mató a Kato?.

La serie es original del canal belga Eén y adquirida por Netflix. Lamentablemente no está disponible en dicha plataforma para este lado del mundo.

GLOW (Netflix)

Mujeres empoderadas, fuertes y luchadoras… literalmente. Eso es lo que nos propone la nueva serie de la creadora de Orange is the New Black, GLOW.

La trama gira en torno a Ruth, personaje interpretado por Alison Brie, una mujer frustrada con una carrera de actuación que nunca despega, lo que permite que su inseguridad pase a sus relaciones afectivas. La primera escena de la serie es, curiosamente, una de las mejores de toda la temporada: Ruth está en un casting, lee un texto potente y, después de agradecer haber sido llamada para un personaje femenino tan fuerte, se da cuenta de que estaba leyendo las líneas del personaje masculino por error.

En busca de empleo, Ruth llega a un casting para formar una liga femenina de Lucha Libre, algo muy en boga en los 80s. Es ahí donde Ruth y las demás luchadoras deben hacer frente a sus problemas personales con tal de que el proyecto en que se embarcaron tenga éxito.

Manhunt: Unabomber (Discovery Channel/Netflix)

Cuando hablamos de Discovery Channel, inmediatamente se nos viene a la cabeza documentales de animales, programas de mitos o emergencias clínicas, pero no una serie de ficción. Manhunt: Unabomber es el primer esfuerzo de la señal por llevar a cabo una serie ficcionada de varios episodios.

Basada en un hecho real en los años 80s. La historia sigue a Jim ‘Fitz’ Fitzgerald, un agente del FBI realmente inteligente y suspicaz que ha desafiado las viejas costumbres del departamento. Su forma de ver el perfil de los sospechosos es arriesgada, pero funciona: el lenguaje y la lingüística. En el caso que están investigando (un terrorista que envía diferentes paquetes explosivos a lugares específicos), solicitan la colaboración de Fitz que no tarda en pensar que la clave para descubrir la verdadera identidad del asesino se encuentra el lenguaje de “El Manifiesto”, un relato detallado de algunas de las tramas de Kaczynski.

Intrigante, apasionada y con giros que no dejan a nadie indiferente, Discovery Channel tiene el honor de estar dentro de las mejores series del año con una historia trepidante que, por si fuera poco, es real.

American Vandal (Netflix)

American Vandal es de esas producciones de las que uno no se espera nada: tiene una trama un poco sonsa y, se sabe, no tendrá una repercusión tan grande dentro del catálogo de Netflix, pero al ver los primeros episodios nos encontramos con una joya encubierta.

En este falso documental, la serie aborda una problemática bastante absurda desde el punto de vista documental: ¿Quién dibujó 27 penes en 27 automóviles de profesores en los estacionamientos de la ficticia escuela Hanover de California?. Desde esta premisa de desenvuelve un cúmulo de especulaciones que el falso cineasta y alumno de la escuela, Peter Maldonado, intenta desentrañar. La escuela ya tiene a su culpable: Dylan Maxwell, un joven estudiante que se la pasa dibujando penes en todas partes y haciendo bromas con sus amigos.

A medida que la serie avanza, Maldonado va descubriendo una seguidilla de situaciones que no calzan con la versión entregada por el colegio y se empeña en buscar al verdadero responsable a lo largo de estos 8 episodios. La ficción se acompaña de gráficos 3D para recrear las situaciones más absurdas, además de registros de distintas redes sociales para complementar aún más la historia.

Una estupidez que terminó siendo una seguidilla de intrigas y pistas interesantes. American Vandal ya fue renovada para su 2da temporada.


Menciones honrosas

Sabemos que hubo muchas series que merecen estar dentro de las más destacadas del año. Creemos que es injusto no nombrar a nuevas ficciones que se estrenaron este 2017 como Ozark (Netflix), Dark (Netflix), The Deuce (HBO), Atypical (Netflix), A Series of Unfortunate Events (Netflix), Rellik (BBC), Godless (Netflix), Trial & Error (NBC), The Replacement (BBC) y The State (Channel 4/National Geographic). Cada una merecedora de ser vista en algún momento por ser unas excelentes producciones audiovisuales.

¿Faltó alguna?, ¿Sobró alguna?. Danos tu opinión, estaremos leyendo.