[REVIEW TEMPORADA 2] ‘Narcos: México’ cautiva lo justo

A partir del 13 de febrero de 2020 regresó a Netflix, con su segunda temporada, Narcos: México, la muy popular serie que cuenta las incursiones de los cárteles mexicanos en los años 80, creada por Carlo Bernard y Doug Miro, refiriéndose a los eventos que realmente ocurrieron.

Pariente cercano de aquel Narcos que se estableció en Colombia protagonizado primero por Pablo Escobar y luego por el Cártel de Cali, la derivada mexicana regresa para continuar la historia del jefe de jefes mexicanos de la época, Miguel Ángel Félix Gallardo (interpretado por Diego Luna), que a mediados de los años 80 logró unir a todos los principales cárteles del país, estableciendo así la Federación.

Durante la primera temporada se nos mostró el ascenso de Félix en el mundo del narcotráfico, desde un simple policía, un traficante de hierba bajo el mostrador, hasta el líder indiscutible de los cárteles del que quizás era el país más corrupto y criminal del mundo en ese momento. Contrastada durante toda la temporada por la agente de la DEA, Kiki Camarena (interpretada por Miguel Peña), al final de la misma Félix hace matar al pobre agente. Este evento cambiará completamente las cartas sobre la mesa, desatando la ira de los Estados Unidos que abrirá una verdadera cacería humana, dispuestos a hacer cualquier cosa para detener al despiadado ex policía mexicano.

Si en la primera temporada Félix Gallardo fue el hombre capaz de lograr lo irrealizable, llegando a ser la persona más peligrosa de la época después de Escobar, en esta nueva temporada vemos el fuerte declive del jefe que, demasiado lleno de sí mismo, mientras muestra excelentes habilidades estratégicas mezcladas con dobles partidos, seguirá una serie de errores que le llevarán al colapso. Entre acuerdos incumplidos, intrigas de poder, corrupción y violencia, descubrimos a un Félix desnudo frente a los acontecimientos que le siguen y que le hacen poco a poco menos creíble y temeroso a los ojos de sus subordinados, los jefes de las plazas de la Federación.

Esta vez el jefe tendrá en sus talones una especie de grupo de trabajo formado por policías americanos y mexicanos, liderado por Walt Breslin, el agente que llegó a México para investigar la muerte de su colega Camarena. Breslin (interpretado por Scoot McNairy) es en definitiva un buen personaje, que representa los verdaderos valores del respeto y la lealtad, marcado por una pérdida familiar, dispuesto a hacer cualquier cosa para llevar a cabo su misión, arriesgando por desgracia también su vida y la de sus colegas.

Aunque un poco falto de carisma, un poco como el personaje de Kiki Camarena, y aunque no alcanza el nivel del viejo Javier Peña (interpretado por el gran Pedro Pascal), Walt Breslin logra inmediatamente hacer que el espectador se encariñe con él, también por la actitud y el papel que desempeña con personajes como Pablo Acosta (jefe que pronto decidirá colaborar para desenmascarar al cártel) y su compañera Mimì (interpretado por Sosie Bacon), o por la relación que tiene con sus compañeros de misión.

En general, aunque estamos ante un buen producto de serie, es difícil situar a Narcos: México al mismo nivel que el ciclo de historias en tres temporadas de la contraparte colombiana, ya sea por el poder de los personajes o por los ritmos de la serie. Con el spin-off mexicano (si se puede definir así) el nivel se reduce ligeramente, mostrándonos temporadas interesantes, a veces convincentes, pero no abrumadoras, perturbadoras, con algunos momentos de aburrimiento aquí y allá.

Sin embargo, hay muchas buenas pistas que podemos encontrar en la segunda temporada, como las relaciones entre los personajes, la trama argumental y un increíble «crossover» llevado a la pantalla, con personajes colombianos (Navegante y Pacho) y los protagonistas actuales. Nos encontramos ante un producto suficientemente bien empaquetado y ofrecido al espectador como un importante y valioso regalo, que una vez descartado sin embargo, deja esa sensación de cumplimiento incompleto, como si pudiera dar más.

¿Dónde ver Narcos: México?

La serie está disponible en Netflix.

Narcos: México (Temporada 2) | Tráiler oficial | Netflix

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend