netflix

[REVIEW] El atraco verosímil de ‘El Robo del Siglo’

Los atracos, una moda que se ha impuesto en la televisión y que nos lleva a experimentar robos cada vez más espectaculares rozando lo irreal. Este ya casi «género» ciertamente en la cresta de la ola y ha sido dominado en los últimos años por la mundialmente reconocida serie española La Casa de Papel. No por nada esta nueva serie colombiana de Netflix hace una referencia directa a los atracadores españoles en el primer adelanto de la serie. Hablamos de El Robo del Siglo, uno de los nuevos lanzamientos de Netflix en agosto.

Chayo (Andrea Parra) es un joyero que navega en aguas tubulentas; está lleno de deudas, hace juntas con personas de oscuras intenciones, pero aún así intenta asegurar el futuro de su familia, formada por esposa e hija en un altísimo nivel de vida. El hombre, sin embargo, tiene un secreto: abrió su joyería para crear una fachada de su verdadera «profesión»: la de ladrón. Chayo tiene un nuevo y enorme plan en su mente: robar el Banco de la República en Valledupar. La misión es difícil, pero podría garantizarle a él y a su pandilla mucho dinero para ellos y sus futuras generaciones.

La gran diferencia de La Casa de Papel con El Robo del Siglo es que está tomado de una historia real, sumado a que es una miniserie compuesta de seis episodios. En El Robo del Siglo es mucho más predecible en el desarrollo de la historia, ya que es fácil entender el destino de los miembros de la banda de Chayo. A excepción con los atracadores de overoles rojos donde cualquier cosa puede pasar, incluso lo más inverosímil.

En El Robo del Siglo pasamos de un inicio relativamente cómico, mostrando al protagonista como un hombre sumido en la desgracia, cuyos intentos de arreglar su situación financiera son patéticamente infructuosos. A un drama complejo, cuando la situación cambia gradualmente y el patético joyero de Bogotá se convierte en un verdadero líder de la maldad; un jefe que sabe cómo coordinar a sus cómplices para llevar a cabo uno de los actos criminales más grandes en la historia en Colombia.

La llamativa miniserie colombiana procede de diferentes maneras e intenta reconstruir con realismo, pero sin obsesiones cronológicas, un acontecimiento que pertenece realmente a la historia criminal de Colombia, con un estilo a veces tragicómico, a veces dramático. Los actores consiguen ser convincentes, especialmente ambos protagonistas, mientras que los episodios sufren a veces un ritmo oscilante, gracias a la estructura de la narración, que se basa en gran medida en el diálogo y, por consiguiente, prefiere la palabra a la acción.

¿Dónde ver El Robo del Siglo?

La serie está disponible en Netflix.