i am not okay with this netflix

Las razones que llevaron a la cancelación de ‘I Am Not Okay With This’ vistas por su creador

Entre las muchas series cancelados en el 2020 fue sorpresiva la de I Am Not Okay With This de Netflix. La serie protagonizada por Sophia Lillis y Wyatt Oleff debutó en el servicio de streaming en febrero. Aunque los co-creadores del show Jonathan Entwistle y Christy Hall tenían un proyecto narrativo de dos temporadas y a pesar de que Netflix renovó el show para la segunda temporada, la pandemia canceló la serie.

Durante una entrevista con Insider, Entwistle habló de las razones de la cancelación de la segunda temporada;

«Simplemente continuamos por el mismo camino y no fue fácil, pero éramos conscientes desde el principio, pre-pandémicos, de que había advertencias de cambios de dirección. Nos sorprendió cuando sucedió, porque yo estaba como, ‘Qué show tan raro para cancelar'».

La primera temporada terminó en suspenso, con Syd (Lillis), la estrella del programa que descubre que tiene superpoderes en un momento difícil de su vida, enfrentándose a una misteriosa figura que la había vigilado durante toda la temporada. Según Entwistle, quien co-escribió ese «cliffhanger», esto fue deliberado pensando en la segunda temporada, que sabían que vendría más tarde:

«Muchas de las preguntas que hicimos en la primera temporada se retomarían en la segunda. Cuando Netflix encargó la segunda temporada y nos dieron luz verde, nos dijeron que sería la última temporada. Así que estábamos escribiendo para un final que ya habíamos planeado».

Entwistle continuó, mencionando el momento de la preparación de la segunda temporada y su cancelación con una inevitable huelga de escritores en los primeros días de la pandemia, diciendo:

«Obviamente la huelga de escritores era inminente, lo que definitivamente era algo muy importante para Netflix. Cuando empezó la pandemia, nos mudamos de la oficina y definitivamente hubo un cambio dentro de Netflix. Terminamos los guiones y fue un trabajo duro el de Zoom».

Pero con el tiempo hubo optimismo para lograrlo:

«Estábamos planeando el presupuesto, estábamos listos para salir. El rodaje debía comenzar en mayo/junio y obviamente el rodaje se retrasó debido a COVID. Nos dimos cuenta de que para hacer frente a las medidas de seguridad a prueba de COVID el show costaría mucho más dinero. Creo que he escuchado a algunas personas hablar y las cifras son correctas: son entre 5 y 10 millones de dólares por temporada, para las pruebas y cualquier cosa que haga que el trabajo sea seguro en el set».

Cuando se le preguntó si el retraso de la producción había sido alguna vez una opción sobre la mesa, Entwistle reveló que se había discutido la idea de retrasar la producción hasta febrero de 2021. Sin embargo:

«Una vez que has superado un cierto tiempo desde que dijiste que ibas a rodar, tienes que incurrir en costos bastante altos para pagar a los actores para que se queden. Netflix básicamente dijo que estamos pagando a grandes grupos de directores y actores para que no hagan nada. Estábamos atascados».

Al final, Entwistle dijo:

«Creo que uno de los problemas con los que tuvimos que lidiar fue que, en muchos sentidos, lo consideré un programa más pequeño y lo consideré un reemplazo de «Stranger Things». Creo que cuando miraron todas las finanzas que necesitaban, la serie habría sido más caro de lo que pensaban y no valía la pena».

La primera temporada de I Am Not Okay With This está disponible para ver en Netflix.