los simpson

El motivo para que «The Simpsons» sean amarillos

A lo largo de más de treinta años, Los Simpson han estado presentes en nuestros hogares y entreteniéndonos con ocurrencias. La serie parece no perder nunca su popularidad. Hoy trataremos de profundizar en un tema bastante interesante, a saber: ¿por qué los personajes del programa animado creado por Matt Groening son de color amarillo?

Empecemos con una aclaración necesaria. A lo largo de los años, varias teorías extrañas han tratado de responder a esta pregunta: por ejemplo, mucha gente pensó (y sigue pensando) que el color amarillo de la piel se debe al hecho de que la mayoría de los personajes que viven en Springfield son extraterrestres, que llegaron a la Tierra de maneras aún no del todo aclaradas. Esto es falso.

Además, algunos fanáticos de las conspiraciones incluso piensan que los Simpson pueden haber obtenido su típica coloración de alguna mutación científica o enfermedad extraña que el gobierno quería mantener en secreto. también falso.

La verdadera explicación es mucho más técnica. Según Esquire, Matt Groening, cuando creó su serie animada de mayor éxito, decidió que sus personajes debían sobresalir de alguna manera, y para ello pensó en recurrir a una simple, pero efectiva, teoría del color. Como muchos de ustedes saben, el código de color clásico de los televisores y la mayoría de las pantallas es RGB (rojo, verde, azul), a diferencia de los colores «primarios», que son rojo, amarillo y azul. Por lo tanto, al utilizar el amarillo, Groening ha permitido un verdadero énfasis cromático en los televisores, un color que destaca particularmente de la luz azul de una pantalla.

Groenning, en una entrevista con la BBC también aclaró que su color se debe a una identificación universal con los personajes:

«A un animador se le ocurrió el amarillo de Los Simpson y tan pronto como me lo mostró dije: ‘¡Esta es la respuesta!’ porque cuando estás pasando por los canales con tu control remoto y pasa un destello amarillo, sabrás que estás viendo Los Simpson».

Además, incluso desde un punto de vista «emocional» el amarillo fue una elección bien pensada: al ser un color cálido, es capaz de transmitir alegría y optimismo, y ciertamente no es el único que ha utilizado este color por la misma razón: también está Bob Esponja y su color, ciertamente capaz de inspirar felicidad en los niños.