amazon prime video

[REVIEW] ‘The Wilds’: No es lo mismo pero tampoco es igual

Para entender las series que intentan reutilizar la receta milagrosa de los supervivientes de Lost y el vuelo 815 hay que hacer un recuento. En la última década, FlashForward, The Crossing, The Leftovers y más recientemente Manifest y Into the Night han tratado (algunas con algo o nada de éxito) de hacer su misterio tan rico y emocionante como Lost. Esta vez, Amazon está probando suerte con The Wilds, una creación original de la guionista Sarah Streicher (Daredevil).

Partiendo hacia Hawaii para disfrutar de un viaje espiritual y feminista, nueve adolescentes ven como su avión privado se estrella en el océano. Son las únicas sobrevivientes y logran llegar a una isla desierta sin presencia humana. Para organizarse y sobrevivir mientras esperan que llegue la ayuda, tendrán que superar sus diferencias y aprender a vivir juntas, o arriesgarse a «morir solo» como diría un tal Jack Shephard.

Aparte de incrementar una fobia a los aviones y explotar el concepto de la caja misteriosa democratizada por J. J. Abrams, las nuevas «perdidas» tienen en común un esquema narrativo denso e incluso complejo. Una sinuosa narrativa atrae la atención del espectador desarrollando una historia construida a lo largo de varios períodos, a menudo de manera descompuesta: Usando los famosos flashbacks de Lost. The Wilds no escapa a esta regla siguiendo un hilo narrativo basado en la anticronología.

De hecho, cada episodio está dedicado a una adolescente, sus orígenes y cómo llegó al avión. Las tramas exploran las razones que los empujaron a hacer este extraño viaje, y luego tienden a explicar su comportamiento en la isla. Ya en este aspecto, la serie propone una construcción de la narrativa paradójica: si su historia inicial está puntuada con clichés demasiado saturados, propone una diversidad y una representación de las minorías raramente alcanzadas en un drama adolescente de supervivencia. El amor lésbico, la cultura nativa americana y la fe evangélica son algunos de los temas inclusivos examinados en The Wilds.

A pesar de esta vibrante promesa, la serie cae rápidamente como un castillo de naipes en el lado de la ejecución. En primer lugar, por su debilidad de escritura en una parte aún inherente al género de alto concepto: el desarrollo y la implicación en su misterio. En este punto, The Wilds está más cerca de la horrible The I-Land que de Lost, con una tambaleante y sobre todo banal historia de conspiración empresarial. Algunos espectadores verán un punto positivo en ello, como la voluntad de los guionistas de centrarse más en la introspección de los personajes, pero otros lamentarán la falta de creatividad de la serie para cavar su «madriguera del conejo» de enigmas.

Lamentablemente, la interpretación de los personajes es bastante desigual dentro del reparto. Las jóvenes actrices, algunas de ellas principiantes y la mayoría desconocidas para el batallón (Sophia Ali vista en Grey’s Anatomy, Reign Edwards en Snowfall, Sarah Pidgeon en Gotham), no siempre son convincentes en el registro de la emoción. Estamos lejos del trabajo de dramatización sublime en Euphoria, para captar la gravedad de sus males internos y finalmente ser tocados por sus diferentes viajes.

The Wilds está atravesados por un deseo de empoderamiento en la juventud que actúa como un bálsamo para el corazón frente a la morosidad de la puesta en escena y lo grotesco de los diálogos resaltados, no siempre bien encarnados y en última instancia bastante pomposos. Sin embargo, The Wilds tiene un tono moderno y convincente en la diversidad, lo que no la convertirá en la nueva Lost, sino en una heredera en forma de humo negro aún demasiado disperso para coincidir con su modelo.

¿Dónde ver The Wilds?

La serie está disponible en Amazon Prime Video.