Los motivos para que los alumnos en ‘Sex Education’ estén con uniforme en su tercera temporada

Hace unos días, nos enteramos con alegría de que nuestros alumnos favoritos harían su regreso el 17 de septiembre en Netflix. En las primeras imágenes inéditas de la tercera temporada compartidas por la plataforma, descubrimos, atónitos, que estos estudiantes iban vestidos con uniformes grises con bordes rojos y no vestían de manera informal como estábamos acostumbrados a verlos.

El cambio de uniformes coincidió con la llegada de nuevos directivos al instituto Moordale. De hecho, según las palabras de nuestros amigos de Screen Rant, parece que esta evolución estética se atribuye, en parte, a la nueva directora Hope Haddon, interpretada por la excelente Jemima Kirke (Girls).

En la tercera temporada, llega para sustituir al director Michael Groff (Alistair Petrie), que se vio obligado a pedir una excedencia en el final de la segunda temporada, con el fin de establecer la autoridad de Moordale y devolver a la escuela un «pilar de excelencia», algo que Groff no había conseguido.

Además de esta intención de dar una imagen de prestigio al instituto, este nuevo código de vestimenta también podría reflejar el deseo de los directores de reforzar la identidad de los personajes de la serie. Al hacer que los alumnos lleven un uniforme, se les despoja de su personalidad en el vestir y esto podría sacar a relucir sus respectivos caracteres de forma exacerbada. Al igual que los alumnos de Las Encinas en Elite, esta limitación estética les obligará a destacar de otra manera.