Oscuro Claro

Tras cinco temporadas, un especial de Navidad y una innovadora película interactiva, Black Mirror se ha convertido en una de las series más exitosas de Netflix. Una curiosa anécdota relacionada con el programa fue la de un crítico que inspiró accidentalmente un nuevo episodio.

El programa, creado por Charlie Brooker y la productora Annabel Jones, es una versión moderna de programas clásicos de antología como The Twilight Zone, que examina el impacto involuntario de la tecnología en nuestra forma de vida y cómo afecta a todos los aspectos de nuestra existencia.

Black Mirror ha ganado millones de fans desde que se estrenó en 2011 en Channel 4 y desde entonces ha sido elegida por Netflix, además de acumular numerosos premios y gran éxito de crítica. Sin embargo, eso no significa automáticamente que todos los que la vieron quedaran encantados con ella.

Según el sitio web Junkee. Una crítica especializada, Mallory Ortberg, publicó un tuit en el que despreciaba la premisa repetitiva y poco imaginativa del programa. Había una frase jocosa en la crítica que decía: «Pronto en Black Mirror: ¿Y si llamas por teléfono, pero demasiado?«.

A Charlie Brooker le pareció una broma tan graciosa que, de alguna manera, la insertó en el segundo episodio de la tercera temporada, titulado Dangerous Games (Playtest), en el que un personaje muere por el uso excesivo del teléfono.

En una entrevista con Entertainment Weekly, Brooker declaró que el final del episodio estaba directamente influenciado por ese comentario.

En general, la respuesta de la crítica a la serie ha sido abrumadoramente positiva, por lo que probablemente no veremos más comentarios negativos que se conviertan en un giro argumental interesante en breve.

Artículos relativos