Oscuro Claro

House of the Dragon es un tremendo éxito. La serie logró volver a encantar a distintas personas a lo largo del mundo. Entre ellos a [email protected] [email protected] de Game of Thrones y a nuevos fanáticos que se encantaron con el mundo de Westeros.

Desde HBO Max nos hacen llegar una entrevista exclusiva con Matt Smith, actor e interprete de Daemon Targaryen en la serie, que logró cautivar a todos los fanáticos a pesar de ser un personaje un tanto conflictivo.

¿Quién es Daemon?

¿Por dónde empezar? Es un hombre muy complejo. Es el hermano del rey Viserys [Paddy Considine] y forma parte de la familia Targaryen. Pero lo que realmente es, es una especie de príncipe díscolo. Y es un jinete de dragón.

¿Cómo es su relación con su hermano Viserys, el Rey?

Bueno, es muy complicada también. En primer lugar, me sentí realmente bendecido de que fuera Paddy Considine quien interpretara a Viserys, porque es un actor y un humano fabuloso. Hizo que esa relación y ese proceso fueran para mí a) muy interesantes, pero b) muy gratificantes. Hay mucho en ellos: ambos intentan buscar la aprobación del otro de alguna manera. Es decir, están profundamente enamorados, pero están muy, muy desconectados y desunidos. En realidad, en el fondo es también una especie de historia maravillosa sobre dos hermanos.
Además de tener una sumisión natural a Viserys, siempre hay un trasfondo de Daemon tratando de demostrar algo a su hermano o de molestar a su hermano o de llamar la atención de su hermano. Todo vuelve a Viserys, en realidad.

¿Qué puedes decirnos sobre su relación con la princesa Rhaenyra (interpretada por Milly Alcock y luego por Emma D’Arcy)?

De nuevo, ¡es muy complicado! Es bastante difícil de resumir, porque hay un millón de cosas que suceden a la vez con todos estos personajes. Con Rhaenyra, ella es de la familia, y es su sobrina. Hay una especie de burbuja y tensión que existe en cada escena entre ellos.

¿Por qué quisiste participar en La casa del dragón?

Era el papel y sabía que Paddy lo estaba haciendo y siempre le he admirado. Y luego leí el piloto y pensé que se leía muy bien. Era una página que pasaba y pensé que el mundo en el piloto era bastante claro. Pero sobre todo el papel – hay tantas zonas grises sobre Daemon – se puede ir por aquí o por allá. Eso es interesante como actor, porque estás a cargo de esa narrativa un poco, tanto como el guión te lo permite, y me pareció un papel realmente desafiante e interesante de interpretar.

¿Crees que hay algo más en Daemon que un simple canalla o un chico malo?

Eso es lo que quería evitar, porque sobre el papel es bastante fácil convertirlo en el mejor luchador, un poco villano, un poco hdp, por así decirlo. Pero me interesaba un poco más que eso, supongo. Suena a tópico, pero hay una gran vulnerabilidad emocional en él; hay una especie de infantilidad en sus acciones. Cree que está haciendo lo correcto. A veces. O simplemente está siendo un maldito bastardo. Y eso también es bastante agradable de interpretar.

Daemon es un guerrero inigualable. ¿Qué tuviste que hacer para prepararte para el papel?

Bastante. Hay muchas escenas de lucha, muchas batallas y juegos de espadas y todo ese tipo de cosas. Así que fue un gran reto físico para mí, porque no es realmente -o no ha sido, ciertamente, hasta la fecha- mi especialidad. Era el tipo de pelea habitual: tratar de aprender los combates con mucha diligencia… y esperar tener un gran doble que te haga quedar bien. Y Daemon también tiene una espada especial. Se llama Hermana Oscura y la hicieron especialmente en Noruega… Es magnífica. Tenían un armero en Noruega que presiona el acero muy bien, aparentemente.

Daemon es un jinete. ¿Dame una idea de lo que eso implicó para ti en términos prácticos?

Bueno, construyeron una especie de zócalo enorme, un poco como esas furgonetas en las que te subías a los parques de atracciones en los años 80 y 90 y que tenían un sistema hidráulico y te golpeaban. Es un poco como eso. Pero estás a unos 6 metros en el aire. Y te disparan todo este viento y lluvia y superponen mi dragón Caraxes en él. Esa es también una relación bastante interesante porque su dragón es realmente un espejo de Daemon. Es una especie de dragón muy gruñón y hosco, pero si te quiere, te quiere de verdad.

¿Quién es el principal adversario de Daemon?

Dios mío, ¿todos? ¿Todo el reino? Es un inconformista total. Es una ley para sí mismo. Y sólo elige peleas para mantenerse entretenido. Es bastante extraño lo de Daemon porque no hay un objetivo general para él; no quiere ser rey ni quiere ser nada más en realidad. Me lo planteé desde el punto de vista de que sólo quiere provocar el caos en la medida de lo posible, sea donde sea.

¿Tuviste que aprender a hablar valyrio?

No puedo decir que me haya sumergido en la tradición de los Targaryen, pero sí que he aprendido mucho sobre la marcha porque él, Rhaenyra y Viserys son los únicos que lo hablan. Es decir, he tenido muchas escenas en él y, de hecho, esas escenas han resultado ser algunas de mis favoritas. Es agradable poder actuar en un dialecto diferente. Y en realidad, aprendí mucho sobre Daemon a través de eso, porque dices, ‘Ah, esto es así es él. Tiene un poco de esto en él». Permite que salga una versión diferente de su personalidad.

La primera temporada de House of the Dragon está disponible en HBO Max.

*Entrevista proporcionada por HBO Max

Artículos relativos