El verdadero asesino en serie en el que se basó la cuarta temporada de ‘Dexter’

Dexter fue una serie que basó toda su narrativa en la psicología de los asesinos en serie. En la cuarta temporada, el despiadado personaje jugó un papel central interpretado por John Litgow, inspirado en el verdadero asesino conocido como «Killer BTK», que también apareció en Mindhunter. Según detalla Screenrant.

A decir verdad, la relación entre Arthur Miller (el asesino de la serie) y el protagonista ayudó a hacer de la cuarta temporada de Dexter una de las mejores de la serie. En el increíble final Miller mató a la esposa de Dexter, Rita, y dejó a su hijo en un charco de sangre de su madre, lo que hizo que Dexter volviera a revivir su trauma de la infancia.

El asesino en serie en el que se inspira se llama Dennis Rader, y siempre vivió una vida muy normal en Kansas: hombre de familia, ciudadano modelo. Sin embargo, en 1974 comenzó a matar, siguiendo un modus operandi por el cual fue apodado BTK (liga, tortura, matar). Escogió víctimas muy precisas que le recordaban los traumas familiares que había sufrido. Lamentablemente, su precisión y habilidad le permitieron matar a innumerables víctimas hasta 1991, cuando dejó de hacerlo porque ya no tenía tiempo de planificar sus asesinatos con precisión y al mismo tiempo llevar una vida normal. Fue llevado ante la justicia porque siguió escribiendo cartas provocadoras incluso después de su actividad delictiva, lo que permitió a la policía llegar hasta él en el año 2005.

Su figura no sólo inspiró a los autores de Dexter, sino que también fascinó a Stephen King, quien escribió un cuento corto llamado Full Dark, No Stars. Además, una representación de BTK también aparece en Mindhunter. Aquí el personaje aparece como una figura misteriosa, desconectada de la trama principal. Lo vemos especialmente en las introducciones de los episodios, mientras observa a la gente, se esconde o investiga en la biblioteca: simboliza perfectamente el lado más perturbador e inquietante de los asesinos en serie.

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend