[REVIEW] ‘Star Trek: Picard’: Los fantasmas del pasado

Amazon Prime Video está listo para dar la bienvenida a todos los fans de Star Trek con 10 episodios de Star Trek: Picard. Con ya una segunda temporada anunciada el pasado diciembre, la serie se colocará, cronológicamente, como la etapa más reciente y final de la franquicia homónima. En el centro de la historia está Jean-Luc Picard, antiguo comandante de la Enterprise y actualmente retirado, dispuesto a luchar con los fantasmas del pasado y también con su presente, lo que le obligó a refugiarse en una campiña francesa donde cultiva con amor sus campos, con el apoyo del fiel Número Uno, su perro.

Estamos a finales del siglo XXIV, veinte años después de los acontecimientos contados por Star Trek: Némesis. El argumento se centra principalmente en los acontecimientos que condujeron a la destrucción del planeta Rómulo, relatados en la película Star Trek de 2009: los Romulanos están actualmente sin un hogar estable y son los nómadas del espacio, pero recuerdan bien lo que ocurrió en aquellos años, cuando la Federación intentó un movimiento desesperado para salvar a muchas de las especies que en ese momento eran enemigas, y lo hizo por indicación, si no casi por orden, del Almirante Picard.

En la misma catástrofe, el Capitán también tuvo que luchar con la pérdida de su amigo y segundo oficial Data, un androide que acompañó a Picard durante años en su inmensa carrera, acompañada de muchos éxitos, pero también de una amarga conclusión ligada a la destrucción del planeta Rómulo. Como es bien sabido, los vulcanos que habían decidido negar las enseñanzas de Surak se refugiaron en el planeta, subyugando a los nativos locales, los Remanos, y dando a luz a la nueva civilización romulana.

Como ya se había anticipado, Picard se encuentra disfrutando de su jubilación, el tan codiciado premio a una carrera que le ha hecho famoso a los ojos de todos: darle vida es responsabilidad de Patrick Stewart, de nuevo en el papel del capitán después de interpretarlo en Star Trek: Némesis, que había contado precisamente la destrucción del planeta Rómulo. La historia ha tenido un impacto considerable en Picard, que ahora simplemente deja que el tiempo siga su curso mientras espera que las uvas estén listas para la cosecha. Sin embargo, su sueño se ve constantemente empañado por los recuerdos del pasado, por esa fuerte relación con Data destruida por la catástrofe espacial que se lo llevó.

El drama de un amigo perdido, el dolor que siente por el mejor colega que ha tenido en su carrera en el espacio, afligen a Picard constantemente, tanto de día como de noche. El elemento desencadenante de su tranquila vida en la campiña francesa es la llegada de una chica llamada Dahj, que, sin haber visto nunca a Picard, siente que lo conoce desde siempre: después de verlo en la televisión, durante una transmisión que desata la ira del comandante ante preguntas incómodas, se reúne con él en su finca y le ruega que la ayude a comprender lo que le está sucediendo.

La llegada de la chica reactiva a Picard, que siente que tiene alguna conexión con Dahj, lo que le lleva a una investigación sobre sus orígenes. No hay ni un momento de inmovilidad o espera en la narración montada por el equipo de producción de Alex Kurtzman, que tras el paso en falso de Star Trek: Discovery consiguió montar una serie con un alto interés.

Sin excluir la visión también a un público neófito de la franquicia, Star Trek: Picard logra interesar e intrigar a todos los espectadores, poniendo en el terreno varios aspectos ganadores de las producciones televisivas del último período: el misterio que se esconde detrás de la identidad de Dahj, un personaje que poco a poco irá adquiriendo importancia en el ecosistema de la serie, combinado con los dramas interiores del protagonista, van a anular el posible componente pesado de la ciencia-ficción.

Star Trek: Picard se presentó inmediatamente como una serie atenta no sólo a las necesidades de todos los espectadores, sino también a mantener alta la tensión, enfrentando los acontecimientos con diálogos nunca triviales. Encontrar a Patrick Stewart como Jean-Luc Picard fue un enorme placer, elemento que también da continuidad a su papel de comandante retirado, ahora que el actor ha alcanzado la edad de 79 años. Con el pasar de la temporada seguramente se nos contará la historia de Dahj, su naturaleza y cómo está conectadas con Picard, que mientras tanto investiga todo lo que hay detrás de la Federación. Star Trek está de vuelta y la premisa parece totalmente alentadora.

¿Dónde ver Star Trek: Picard?

La serie estrena sus episodios semanalmente por Amazon Prime Video.

Star Trek: Picard - Official Trailer | Prime Video

Nos gusta la televisión. Amamos, comemos, rezamos y, ademas, vemos televisión. Canales nacionales, series internacionales, criticar, alabar... y ver televisión.

Send this to a friend