Oscuro Claro

Si desde hace unos años ya podíamos decir que «los superhéroes son pan de cada día», actualmente no sería una exageración plantear que están aún más presentes en nuestras pantallas. Desde hace unos 7 u 8 años, el boom de Marvel en el cine generó repercusiones a su alrededor. No solo aumentaron la cantidad de películas que estrenaban (alcanzando hasta 3 en un mismo año), sino que incorporaron series como Daredevil o Jessica Jones. En paralelo, la vereda contraria (DC) hacía lo propio con The Flash o Arrow en la cadena CW, junto al -fallido- intento de armar un universo cinematográfico con Man of Steel o Batman v Superman.

Sin embargo, el paso de los años, los aciertos, errores, pruebas y jugadas confiables han dado espacio para que distintas interpretaciones al mundo de los superhéroes llegaran a la pantalla. El caso más mediático debe ser The Boys, producción que Amazon Studios creó a partir de un cómic muy poco conocido fuera del círculo lector, pero que con su propuesta fresca de lo que pueden ser los superhéroes en un mundo hiperconectado y altamente dependiente de los medios (reflexión que puedes leer aquí) logró cautivar a moros y cristianos. Eso, sumado a un humor político, negro y mucho pero mucho gore.

Pero lo bueno, insisto, es que se nos ha permitido tener variedad. Experimentos psicodélicos como LEGION, continuaciones de cómics con una opinión política altamente contingente como el WATCHMEN de HBO, la primera propuesta realmente diferente del MCU en mucho tiempo, como es WandaVision (cuyo comentario puedes leer aquí), e incluso un híbrido como el Zack Snyder’s Justice League, que solo es posible en el contexto de Convergencia mediática, tecnológica, y por lo tanto social, en la que nos encontramos actualmente.

Bueno, la última producción de Amazon Prime Video, Invincible, es una nueva alternativa dentro de este variado mundo de superhéroes que llevamos conociendo; no solo porque está basado en un personaje de Image Comics (algo así como un cuarto grande de las historietas, detrás de DC, Marvel y Dark Horse), sino también porque la historia y la forma de contarla traen consigo ideas refrescantes, incluso para este «pan de cada día» que son los superhéroes.

Basado en el cómic homónimo creado por Robert Kirkman (The Walking Dead), Cory Walker y Ryan Ottley, Invincible cuenta la historia de Mark Grayson, un adolescente que es hijo del mismísimo Omni-Man, un extraterrestre del planeta Viltrum que llegó a la Tierra con el fin de defenderla, transformándose instantáneamente en el superhéroe más poderoso de ella; básicamente, un Superman. La historia comienza cuando los poderes de Mark comienzan a manifestarse, empujándolo a aprender los oficios del trabajo de superhéroe para, algún día, ser como su padre.

Probablemente, uno de los aspectos que primero llaman la atención es que se trata de una caricatura, siendo que los últimos años nos acostumbraron a versiones live action de superhéroes. Sin embargo, esta característica no debería ser considerada como algo negativo, sino que al contrario, la calidad del dibujo no tiene nada que envidiarle a programas de la televisión por cable o algún animé; y las posibilidades argumentales que brinda el dibujo (por sobre la acción real) son aprovechadas al máximo. El uso de superpoderes es explotado y explorado, al mismo tiempo que no se escatima en violencia explícita y hasta cierto punto gore. En este sentido, es claro desde un inicio que Invincible es un programa para adultos, incluso en muchos rincones de la web se está hablando de ella como «The Boys pero mejor». Me parece un poco injusto considerando todo lo que hemos disfrutado la serie desarrollada por Eric Kripke en los últimos dos años, pero sí puede servir como una referencia en cuanto a la violencia en una historia de héroes.

Con respecto al argumento mismo, los primeros tres episodios estrenados (vistos para escribir esto) nos muestran un mundo bastante tradicional de superhéroes. En ese sentido es más como Marvel/DC que como The Boys. Hay una clara separación entre buenos y malos, se nombran a distintos grupos de superhéroes existentes (agrupados principalmente por edad) y existe una secreta agencia gubernamental que lidia con todos estos super asuntos. Pero este es el contexto de una historia adolescente, no sé si un drama, pero sí una sobre jóvenes que comienzan a encontrar su lugar en el mundo, ya sea guiándose por los referentes a los que buscan alcanzar o por las hormonas que estén actuando en el momento.

Tiene elementos clásicos de un existencialismo propio de los teenagers, pero los sitúa en el momento de transición hacia una primera etapa de la adultez. Tal vez, parte del atractivo que tienen los capítulos iniciales es que si bien vemos problemas de confianza o sobre cómo lidiar con citas y salvar al mundo en el mismo día, el tema central es cómo un adolescente inicia el camino hacia su versión mayor, una con responsabilidades y decisiones que siempre tendrán repercusiones. Cómo aprender de los otros sin transformarse en ellos. Definirse tanto por identificación como diferenciación. Esto permite que tengamos una historia que deambula entre lo sarcástico, maduro y adolescente según sea necesario, permitiendo que en los 40 minutos que dura cada episodio tengamos situaciones divertidas, serias, y a veces una mezcla de ambas.

Con un reparto que incluye a Steven Yeun como el protagonista, J.K. Simmons como Omni-Man y Sandra Oh como Debbie Grayson, el programa asegura también una calidad en cuanto a la interpretación porque a ellos se suman nombres como los de Zazie Beetz, Gillian Jacobs, Mark Hammil, Seth Rogen, Walton Goggins o Jason Mantzoukas, quienes serán partícipe de una historia que tiene previstos ocho capítulos para lo que será su primera temporada.

Desde el hecho que se narre con dibujos animados hasta que cuente la historia de un adolescente que vive a la sombra de la figura de mayor admiración y alabanza que tiene la sociedad en la que vive, pasando porque viene de una editorial fuera del duopolio y el uso de violencia con poca comparación en programas similares; el programa original de Amazon Studios puede ser considerado como el nuevo superhéroe en el barrio de los streamings no solo por ser el último en llegar, sino también porque las características que lo han definido en sus primeros tres episodios demuestran que, aparentemente, aún hay mucho que se puede explorar en el mundo de los superhéroes.

Los primeros tres episodios de Invincible están disponibles en Amazon Prime Video, mientras que el resto de la temporada se estrenará de forma semanal los días viernes.

Artículos relativos
Send this to a friend